Nutriciónprincipal

Con que nos demos una vuelta por nuestro supermercado habitual fijándonos en la inmensa cantidad de productos a la venta, en su composición, en la publicidad que los hace llamativos a nuestros ojos o las recomendaciones que recorren la calle sin ninguna base científica sólida, caeremos en la cuenta de que necesitamos algún tipo de apoyo o guía que nos ayude a elegir correctamente los productos que cada cual estime idóneos para su dieta. Y es que las marcas comerciales necesitan vender y tienen toda una industria detrás que a veces nos da “gato por liebre”.

 

Con todo eso en cuenta, deberemos además estar muy atentos a las tablas de valores nutricionales que vienen por ley en todos los envases de los productos. En un inicio se nos hará tedioso y complicado, pero con la práctica y unas recomendaciones que daremos a continuación será cosa de unos días familiarizarse con el basto mundo de los productos alimenticios (saludables o no)

 

 

BOLLERÍA SIN AZÚCAR/ECO

 

Las marcas han visto reducido el número de ventas de este producto debido a sus ingentes cantidades de azúcares y grasas nocivas. Para paliar la imagen negativa quitan del producto el azúcar, o bien le dan una apariencia más positiva dándole un aspecto eco y más sano. Pero esto no cambia el hecho de que se sigan utilizando harinas refinadas y productos de poca fiabilidad como el aceite de palma en su elaboración.

Realizar este tipo de bollería en casa no resulta muy complicado.

 

 

GALLETAS SIN AZÚCAR

 

En este producto vemos una práctica similar a la de la bollería. Encontraremos un sin fin de galletas en las que en sus envases resalte un gran 0% azúcares añadidos, con los colores adecuados y una foto muy apetitosa de su contenido. Pero caeríamos en la trampa de la industria si no nos fijamos con atención en sus ingredientes. Muchas utilizan el aceite de palma como su grasa principal y este resulta ser nocivo para nuestro organismo.

Suelen resultar incluso más calóricas que sus homónimas de toda la vida, pues al sustituir el azúcar deben agregar más harinas y almidones que sustenten el “cuerpo” de la galleta.

Del mismo modo que la bollería estos productos se pueden realizar en casa y resultarán mucho más sanos y ricos.

 

 

LECHES VEGETALES

 

La gente compra este alimento por salud, pero se elabora principalmente con azúcar, agua y poquísimo porcentaje del producto que nos tratan de vender. Destacar que en otras ocasiones, sustituyen el azúcar por edulcorantes, por ello el alimento sigue siendo poco saludable.

Realizar este tipo de leches en casa es bastante sencillo con productos tan a mano como son agua, canela, vainilla y el fruto seco elegido (almendras, nueces, avellanas, etc.).

 

 

POSTRES DE CUCHARA BAJOS EN GRASAS

Sí, tienen menos grasas que sus homónimos originales. ¿Eso los hace más saludables? Realmente no en una medida significativa. Tienen una cantidad de azúcares similar y en el proceso habremos conseguido un producto con mucho menos sabor, no considero que compense ni que sea la mejor alternativa.

La mejor alternativa es sustituir estos alimentos por fruta como postre. O bien utilizar lácteos enteros y añadirles una pequeña cantidad de cacaos puros.

 

 

PANES INTEGRALES

 

Respecto a este producto hay una gran controversia pues normalmente lo veremos recubierto de semillas y nos dará el aspecto de un auténtico producto integral con un mayor contenido en fibra. Pues bien, esto no es del todo cierto, normalmente su contenido en harinas realmente integrales es muy bajo y dejarán que su aspecto haga el trabajo y nos engañen.

Como venimos diciendo con un gran número de productos de esta lista, la elaboración de los mimos en casa siempre nos dará un resultado mas apetitoso y saludable.

 

 

CEREALES DE DESAYUNO

 

Otro producto engañoso en gran medida. Sí, llevan cereales realmente sanos en su composición, pero no es saludable el resultado final. Enmascarados bajo le máscara que le proporciona la palabra “cereal” encontraremos que un gran porcentaje del producto está compuesto de azúcares simples, jarabes, glucosa, etc. El engaño lo consigue un gran anuncio publicitario y un envase bien hecho con una intención dudosa.

La solución está en los cereales de verdad como pueden ser la espelta, el mijo, la quinoa inflada, los copos de avena, etc.

 

 

BARRITAS DE CEREALES

 

Este es un producto que se vende como algo idóneo para personas en regímenes alimenticios o para deportistas. Pues bien, no será positivo para ninguno de sus objetivos principales.

Están compuestas en gran medida de harinas refinadas de cereal, jarabes, azúcares, etc. Apenas saciarán nuestro hambre, pues su contenido en fibra es muy bajo, y encima aportaran una enorme cantidad de calorías.

Este producto se puede realizar en nuestra casa con nuestras propias manos y una vez lo hayáis hecho un par de veces os daréis cuenta de que es sencillo de elaborar y el resultado supera en mucho a los que podemos encontrar en cualquier tienda.

 

 

CHIPS VEGETALES

 

Pese a ofrecernos un producto inofensivo (son vegetales, ¿qué podría salir mal?) veremos como el resultado final no lo es, o al menos no tanto como se nos vende.

En el proceso de fritura las verduras pierden una gran cantidad de sus aportes positivos, mientras que en su posterior tratamiento para su envasado le añaden gran cantidad de sal, aditivos, conservantes, etc.

La alternativa realmente saludable es sencilla de cocinar. Cortamos patatas o la verdura que queramos en finas láminas, la horneamos a la temperatura correcta para el tipo de vegetal que sea y obtendremos unas chips geniales y realmente saludables.

 

 

FIAMBRES ALMIDONADOS

 

Este no es un producto nocivo a nivel del resto, pero debemos sabes que en su composición algunos lo son mucho más que otros. Para ello debemos fijarnos en su composición y buscar los que mas porcentaje de producto original tengan, ya sea pollo, pavo, cerdo, etc.

 

 

ENSALADAS PREPARADAS

 

El principal problema de estos productos son los añadidos. Los vegetales no son dañinos por si mismos, pero los aliños y demás ingredientes como los picatostes es donde radica el problema de estos productos.

Si quieres una ensalada realmente sana lo mejor que puedes hacer es realizar por ti mismo huyendo de fritos (como el bacon o el pollo), productos muy grasos como el queso y aliños demasiado potentes (mayonesa, salsa cesar, etc).

 

 

REFERENCIAS E INFORMACIÓN DE INTERÉS. OS RECOMIENDO SEGUIR ESTOS CANALES, TODO LO REFERENCIAN CIENTÍFICAMENTE.

https://powerexplosive.com/10-comidas-saludables-que-no-lo-son/

 

TE OFREZCO:

entrenador personal Madrid – entrenador personal Menéndez Pelayo – entrenador personal atocha – entrenamiento personal retiro – entrenador personal Madrid rio – nutricionista personal Madrid – entrenamiento perdida peso Madrid – entrenamiento personal perdida peso – entrenadores personales para adelgazar – entrenamiento funcional Madrid – clases corrección postural Madrid – aumento de masa muscular – pruebas físicas oposiciones

 

Síguenos y comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment