Lesionesdolor-de-espalda

Las malas posturas de cada día hacen que la musculatura del cuerpo de desequilibre. Al no ser conscientes de nuestro esquema corporal y por tanto no corregir estas posturas, llega un punto en el que empiezan a aparecer dolores (cuello, lumbar, codo, hombro, rodillas, etc…) muchas veces provocados por estos desequilibrios. (Garcia-cifo, 2017).

 

Los hábitos de vida asociados al sedentarismo, estar mucho tiempo sentado en el ordenador o en el sofá, mirar el móvil, etc…, provocan que el esquema corporal cambie debido a la gran diferencia de tensión que existe entre músculos, los cuales clasificaremos en músculos acortados, que son aquellos músculos que tienden a estar muy tensos por su excesivo huso, y los músculos no acortados, están menos tensos y débiles debido a su desuso. (Garcia-cifo, 2017).

 

Cuando un musculo se acorta, su antagonista quedará inhibido (psoas acortado provocara que el glúteo mayor se inhiba y no cumpla su función). (Garcia-cifo, 2017).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(A Abrutsky, 2013)

Existen dos síndromes cruzados, el superior y el inferior. Generalmente la mayoría de las personas lo padecen por su estilo de vida. Se podría identificar cuando se padecen dolores cuello, lumbar, codo, hombro, rodillas, etc… También por la cabeza hacia delante, los hombros caídos o mucha curvatura lumbar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi consejo como entrenador personal es que trabajes la fuerza de la musculatura no acortada y relajes la acortada, siempre bajo supervisión de un profesional. Trabaja la movilidad escapulo-humeral y lumbo-pélvica mejora tu esquema corporal para reducir y prevenir esos dolores musculares. Ya que mejorando la movilidad estas estirando músculos acortados y fortaleciendo los débiles. (Garcia-cifo, 2017).

 

REFERENCIAS

 

 

 

Síguenos y comparte: